Consejos de Lenguaje Corporal para Mujeres de Negocios

Una atractiva mujer, gerente además, estaba teniendo problemas de trato con el personal masculino de su departamento. “Ellos nunca me toman en serio” se quejaba, “Parece como si estuviera coqueteando con ellos, lo cual definitivamente no es así”.

Después de observar su interacción con el personal, me di cuenta cual era el problema. Ella estaba tratando de discutir temas relacionados con el trabajo utilizando una “mirada de tipo social”.

Poder de la Vista
Si usted crea un triángulo imaginario, la base de éste se encontrará a la altura de los ojos y el vértice estará a la mitad de la frente, entonces ya habrá hecho un mapa de la “mirada de negocios”. Cuando usted mantiene la vista en esta área, estará enviando una señal no verbal de que su acercamiento es puramente serio y de negocios.

Cuando invierte el triángulo y mueve su foco al área ubicada entre los ojos y la boca, usted transforma su mirada en una más apropiada para encuentros sociales. Una mirada social puede ser mal interpretada como coqueteo, aun en una situación de negocios.

El conocimiento sobre las miradas de negocios no significa que usted nunca debería ver en las áreas de miradas de tipo social de alguien más. Puede ser muy efectivo hacer eso, usando contacto visual directo solamente cuando quiera enfatizar en algún punto importante. Pero las mujeres ejecutivas necesitan estar alerta, ya que para ser tomadas seriamente en interacciones de negocios, una mirada puede tener un impacto mayor.

Movimientos con la Cabeza.
En las tribus primitivas, la inclinación de la cabeza era una forma de escuchar más claramente para estar alerta a los sonidos del peligro. Hoy en día, ésta inclinación es una señal de que alguien está interesado e involucrado. Es un gesto femenino particularmente. Las inclinaciones de la cabeza son señales muy positivas, pero también son procesados inconcientemente como señales de sumisión. En situaciones de negocios entre hombres y mujeres, deben mantenerse las cabezas erguidas en una posición neutral o al menos deberían ser concientes del mensaje no verbal que están enviando, aún cuando no sea así.

Sea Conciente de otras Señales Adicionales no Verbales:
Las mujeres que hacen un saludo de manos firme, dan una mejor impresión y están más propensas a ser juzgadas como de confianza y asertivas. Por ellos, tome el tiempo necesario para cultivar su saludo profesional de mano. Mantenga su cuerpo en escuadra alejado de la otra persona. Déle la cara abiertamente a la otra persona y asegúrese que tiene contacto pleno palma con palma en las dos manos y sobre todo recuerde moverlas de manera firme.

Gane su Espacio en las Juntas
Una forma de como el estatus se demuestra no verbalmente en una reunión de negocios es ganar el espacio en el salón. En un estatus o nivel inferior, hombres con menor confianza y la mayoría de las mujeres, tienden a jalar y apilar ordenadamente todos sus papeles frente a ellas; mientras que en un estatus más elevado, los hombres principalmente, toman mucho más espacio en la mesa. Por eso en su próxima junta, extienda sus papeles y reclame su espacio.

La Forma de Sentarse
De manera más predecible que su contraparte masculina, las mujeres cuando se sientan, adoptan una posición de brazos abiertos ante la presencia de alguien que les agrade. Pero tenderán a cruzar los brazos sobre su pecho cuando se sienten indiferentes o a disgusto con la otra persona. Por ello cuide la señal que sus brazos están “enviando”, pueden mandar más de lo que usted se imagina.

La Forma de Vestirse
La vestimenta tiene un estado visual fuerte sobre como la mujer se ve a si misma. Aquí es donde ellas tienen su lado fuerte al vestirse para lograr el éxito. Una vestimenta apropiada es una forma de expresar respeto para cada situación y para la gente en ella. Una mujer sabia cambiará su forma de lucir para adaptarse a situaciones específicas de negocios.

Vestirse para la Ocasión
Teresa es consultora y una maestra para vestirse de acuerdo con su papel. Para trabajar en la oficina le gusta vestirse de rosa fuerte, turquesa, vestidos de seda roja, zapatos con tacón de aguja y muchas joyas. Pero en el momento que tiene una junta con un cliente conservador o uno que está atravesando por situaciones difíciles, se transforma en una profesional remilgada y su vestimenta se adapta a la forma como quiere ser percibida. Sus palabras son: “El éxito de como me visto es el de mi cliente”.

Un miembro de su personal le recuerda a Teresa sobre la junta que tiene en las oficinas de una organización religiosa no lucrativa donde ya antes habían ido a conducir grupos de enfoque. Su asistente no la pudo reconocer con el estilo de ropa que llevaba ya que parecía una monja. Pero Teresa sabía que vistiéndose como el cliente encajaría perfectamente ahí.

Por supuesto, el creciente conocimiento de lo que usted se pone, saludar de mano y como usar las señales no verbales es sólo la mitad de la ecuación. La otra mitad es su habilidad para leer exactamente el lenguaje corporal de otros. Aquí es donde las mujeres tenemos ventaja realmente. Las mujeres estamos más compenetradas con las dinámicas de las relaciones y con más habilidad para atrapar señales no verbales. ¿No es grandioso saber que la “intuición femenina” se ha vuelto una habilidad profesional real y poderosa?

Fuente: Amamex

  • Negocios
  • Tecnología
  • Mundo
  • Salud
  • GRATIS
  • Manténgase informado con lo que ocurre en BalboaRadio y no se pierda ningún detalle.

  •   

♫ Radio Streams ♫

Here is the Music Player. You need to installl flash player to show this cool thing!

La frase del día

♫ Radio Streams ♫

Here is the Music Player. You need to installl flash player to show this cool thing!

Quien está conectado

5 visitantes conectados ahora
2 visitantes, 3 bots